Terapia Ocupacional basada en el Enfoque de Integración sensorial de Ayres

(Intervención llevada a cabo por terapeutas ocupacionales formados específicamente en este enfoque)

La integración sensorial es el proceso neurológico responsable de organizar las sensaciones que uno recibe del cuerpo y del entorno, para poder responder y funcionar adecuadamente en relación a las demandas ambientales.

Cuando este proceso está alterado podemos observar en el niño:

  • Problemas de atención

Prestar atención depende directamente de la habilidad de inhibir los estímulos sensoriales innecesarios (sonidos, información visual, movimiento, posturas…).

  • Retrasos psicomotores

Dificultades en la coordinación, equilibrio, dificultades de escritura, agarre incorrecto del lápiz, de manipulación de botones, cordones…

  • Hipo-hiper sensibilidad sensorial:
    • Hipersensibilidad: comportamiento como la huida, retirada e irritabilidad ante estímulos.
    • Hiposensibilidad: niños que buscan más cantidades de estimulación.
  • Nivel de actividad bajo o alto

Niños que son más lentos a la hora de activarse o por el contrario están en constante movimiento.

  • Retraso del habla, dificultades de fluidez de lenguaje
  • Dificultades de organización del comportamiento
  • Problemas académico

Dificultades en el razonamiento lógico, en la secuenciación, en la planificación motora, etc.

RS: C-36-002594